• Varios Autores

Nuevos productores demandan tecnificación para atender la alta demanda internacional

Actualizado: 20 jul

Cuando se combina el mal manejo con agricultores que no invierten en la mejora genética, se tiene como resultado lo que estamos viendo actualmente, una oferta muy limitada de la fruta a nivel mundial y también en Centro America.


El manejo de la pestalotia es uno de los principales desafíos para el cultivo de la fresa, sin embargo, no es el único. Nuevo material genético es demandado en búsqueda de resistencias, alta productividad y calidad de acuerdo al tipo de demanda actual. Una buena genética, el uso de estructuras de protección y una agricultura con buen manejo del drenaje en cultivos a campo abierto están cambiando la dinámica productiva de este cultivo.


El manejo de enfermedades en el cultivo de fresa estaba definido por el uso de agroquimicos. Cuando la pestalotía (Colletotrichum sp.) apareció ya no fue posible su control de la manera como se trataban las anteriores enfermedades y esto ocasionó la perdida total y territorios enteros abandonaron el cultivo.


Actualmente, MICSA (http://micsagt.com/), empresa especializada en el manejo integrado de cultivos, ha desarrollado un programa que ha demostrado alta efectividad en el control de las enfermedades anteriormente mencionadas, logrando cosechas de alta calidad y de máximos rendimientos.

El uso de productos como el Huwasan, el Rikoderma y el Faisenonema escalados en el tiempo brindan una protección efectiva y es un programa usado en el manejo de fresa orgánica, por lo que es muy amigable con el ambiente y con la salud de los consumidores. (Carlos Castillo, Agrinotas)


"Si cultiva fresas o está relacionado de alguna manera con la industria de la fresa, debe haber oído hablar de una nueva enfermedad emergente, la mancha foliar y la pudrición de la fruta por Pestalotia, causada por el hongo Neopestalotiopsis sp. La taxonomía de este patógeno es confusa porque ha pasado por múltiples reclasificaciones a lo largo de los años y requiere caracterización genética (ADN). Investigadores en Florida e Israel reportaron por primera vez una pudrición de la fruta de la fresa causada por Pestalotia longisetula, posteriormente reclasificada como Pestalotiopsis longisetula. Según estudios recientes, los aislamientos previamente informados como Pestalotiopsis longisetula deben identificarse como Neopestalotiopsis rosae. Este hongo siempre se ha considerado un patógeno débil o secundario y se encontró con mayor frecuencia causando síntomas en raíces y coronas durante el establecimiento de la planta. En algunos casos, se aisló junto con otros patógenos de la raíz, como Colletotrichum acutatum, y patógenos de la pudrición de la corona, como Colletotrichum gloeosporioides, Phytophthora spp. y Macrophomina phaseolina. Por lo tanto, nunca fue una gran preocupación en la industria de la fresa, hasta hace poco." Encuentre mas información en : Neopestalotiopsis disease in strawberry: what do we know? | Southern Region Small Fruit Consortium (smallfruits.org)



2 visualizaciones0 comentarios